Loading

Al menos 4.000 soldados marroquíes participan en la masacre de la población palestina de Gaza, afirma el académico marroquí Mohamed El Batiwi. El acuerdo de normalización entre ambos países incluye una cláusula de cooperación militar que obliga a Marruecos a desplegar tropas junto al ejército israelí, que actúa bajo su mando.

“Desde el 7 de octubre, las autoridades israelíes han exigido que los marroquíes se involucren militarmente en la masacre del pueblo palestino”, afirma El Batiwi.

“Una unidad marroquí ya estaba estacionada en la Palestina ocupada, incluso antes de la ofensiva de la resistencia palestina, el 7 de octubre de 2023”, explica El Batiwi, quien precisa que se trataba de agentes secretos encargados de espiar a los palestinos en Gaza. Se mezclan con la multitud para identificar a los miembros de la resistencia, denunciarlos a los israelíes y llevar a cabo operaciones de sabotaje.

Los servicios de seguridad de Hamas ya han detenido a varios de ellos.

Esta información coincide con la revelada en noviembre del año pasado por Alí Lmrabet, según la cual las tropas marroquíes participaron en crímenes contra la humanidad junto al ejército israelí en Gaza. El periodista marroquí indicó que decenas de ellos habían sido ejecutados o hechos prisioneros por la resistencia palestina.

Como expusimos en otra entrada, El Mundo confirmó la presencia de mercenarios reclutados por el gobierno israelí para apoyar a sus tropas en su operación terrestre en el asediado enclave palestino de Gaza. El reclutamiento de estos mercenarios y su envío al campo de operaciones se realiza a través de la empresa de mercenarios Black Shield, según El Mundo.

Black Shield tiene su sede en Emiratos Árabes Unidos y se encarga de hacer el trabajo sucio del país del Golfo, que ha recurrido a mercenarios en sus guerras en Libia y Yemen y también los han desplegado en varios puertos a lo largo de la costa del Mar Rojo.

En 2011 firmó un contrato de 529 millones de dólares con Reflex Response Security Consultants, administrado por el fundador de Blackwater, Eric Prince. Un alto funcionario de seguridad palestino, Mohammed Dahlan, ha estado trabajando con el príncipe heredero de Emiratos Árabes Unidos como consultor de seguridad.

Según un reportaje del New York Times, en 2015 alrededor de 450 mercenarios de países latinoamericanos vestidos con uniformes militares de Emiratos fueron desplegados en Yemen para luchar junto en la coalición encabezada por Arabia saudí contra los hutíes. El reportaje dice que los mercenarios fueron entrenados en los desiertos de Emiratos antes de ser desplegados.

En 2018 BuzzFeed News informó que Emiratos Árabes Unidos contrató mercenarios estadounidenses para matar a políticos pertenecientes al partido Al Islah, al que consideran vinculado a la Hermandad Musulmana y, en consecuencia, “terroristas”.

El informe añade que Emiratos buscó eliminar a personas que han desafiado su política en Yemen, su control sobre los recursos del país y la presencia de sus militares y mercenarios en la estratégica isla de Socotra.

En 2019 el general Mohamed Hamdan Dagalo, alias Hemedti, jefe adjunto del Consejo Militar de Transición de Sudán (TMC) y comandante de las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF), envió al menos 4.000 soldados para proteger las instalaciones petroleras de Libia, mientras permitían que las fuerzas de Jalifa Haftar atacaran Trípoli. Otros mercenarios sudaneses de la milicia Janjaweed vinculada a Hemedti también se encuentran en la ciudad de Bengasi, en el este de Libia, apoyando a Haftar. Emiratos financia a estos mercenarios para asegurar sus intereses en el norte de África.

Tomado de: mpr 21

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *