Loading

  • Protestan frente a la embajada de Francia en Kinshasa, capital de la República Democrática del Congo, la visita de Macron a este país, 1 de marzo de 2023.Protestan frente a la embajada de Francia en Kinshasa, capital de la República Democrática del Congo, la visita de Macron a este país, 1 de marzo de 2023.

La gira por África del presidente de Francia ha provocado la ola de ira del pueblo africano, un hecho que confirma el declive de la influencia gala en África.

Emmanuel Macron llegó el miércoles a Libreville, capital de Gabón, al comienzo de una gira de 4 días por África, un viaje que, según fuentes francesas, busca entablar una nueva “relación responsable” con el continente negro.

Tras Gabón, el mandatario francés se dirigirá a Angola, Congo-Brazzaville (o la República de Congo) y la vecina República Democrática del Congo, donde la gente salió el mismo miércoles a las calles en protesta por la visita de Macron a su país.

Los manifestantes, enarbolando banderas de Rusia, y fotos del presidente ruso, Vladímir Putin, se congregaron frente a la embajada de Francia en Kinshasa, la capital de este país.

Según informe, se cubrieron las paredes de la embajada con consignas en contra de las políticas del país galo en África.

De este modo, los participantes acusaron a Francia de apoyar a los grupos rebeldes en la República Democrática del Congo y de cooperar con Ruanda, al respecto.

Las manifestaciones antifrancesas han estallado en los últimos meses en las excolonias del país europeo, como Malí y Burkina Faso.

Macron reconoció el lunes la “creciente ira hacia Francia en los países africanos”, y pidió “la creación de una nueva relación equilibrada, recíproca y responsable” con África.

Al enfatizar que “África no es el patio trasero de Francia”, el presidente galo llamó a su país a ser humilde y escuchar a los países africanos.

Macron propuso un nuevo enfoque y prometió que las bases militares francesas en África serían administradas por los propios países anfitriones, con menos tropas francesas.

También dijo que su gira por África no sería política y que su agenda de viaje se centraría en el medio ambiente, la cultura y la investigación científica.

Refiriéndose a los acontecimientos recientes en África y al creciente declive de la influencia francesa en este continente, el periódico Politico lo ha relacionado con factores arraigados en la historia colonial francesa, por un lado, y los intentos de Rusia para fortalecer su presencia en este continente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *