Loading

El jefe del Estado Mayor del Ejército argelino, el teniente general Said Chanegriha, confirmó el martes la oposición de su país a la intervención militar extranjera en Níger y subrayó que conduciría a una mayor inestabilidad en la región del Sahel.

Chanegriha llamó, durante su intervención en la XI Conferencia de Moscú sobre Seguridad Internacional, a restablecer cuanto antes la situación constitucional en Níger, lejos de la injerencia extranjera, que “creará más inestabilidad en la región”.

Destacó que la situación en la región africana del Sahel es “consecuencia directa de las repercusiones negativas de la crisis libia, las intervenciones extranjeras en la región desde 2011 y la alarmante evolución del conflicto armado en Sudán desde abril de 2023”.

Más temprano, el presidente argelino, Abdel Mayid Tebún, afirmó que la crisis de Níger representa una “amenaza directa para Argelia”, rechazando total y categóricamente la intervención militar en Niamey.

Durante su encuentro con representantes de la prensa nacional, el presidente argelino subrayó que la crisis de Níger “sólo se puede resolver con la razón y no con la fuerza”, indicando la disposición de su país a intervenir para reactivar el diálogo.

El jefe de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental ECOWAS, Omar Ali Traoré, anunció anteriormente que el grupo ECOWAS había ordenado a los jefes de Estado Mayor de defensa de sus países activar de inmediato sus fuerzas de reserva, en un contexto de incertidumbre por la situación en Níger.

La CEDEAO también anunció la imposición de sanciones a Níger, incluido el cierre del espacio aéreo de los países del grupo a Níger y la suspensión del comercio con este, en el contexto de la toma del poder por los militares y el aislamiento de Bazoum.

A principios de agosto, los participantes en una reunión de emergencia de jefes de estado mayor de las fuerzas armadas de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental, celebrada en Abuja, adoptaron un plan en caso de una intervención militar en Níger.

Los líderes del consejo militar de Níger han advertido contra cualquier intervención contra su país y han subrayado que “cualquier intervención nos obligará a defendernos hasta el último aliento”.

Y continuó: “Queremos recordar una vez más a la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental o a cualquier otro aventurero nuestra firme determinación de defender nuestra patria”.

Tras la movilización de una fuerza de 25.000 soldados de la CEDEAO para una posible intervención en Níger, el consejo militar de Níger se negó a recibir a una delegación de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO), la Unión África y Naciones Unidas.

Los líderes del consejo militar han acusado a Francia de querer intervenir militarmente para devolver al poder al aislado presidente Bazoum, anunciando la cancelación de varios acuerdos de cooperación militar con París, además de poner fin a las misiones de los embajadores del país en Francia, EEUU, Nigeria y Togo.

Cabe señalar que Malí y Burkina Faso apoyaron al Consejo Militar de Transición en Níger y dejaron claro que cualquier intervención de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental para devolver a Bazoum al poder equivaldría a declararles la guerra.

Fuente: agencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *