Loading

En el este de Camerún un país riquísimo pero cuya población padece empobrecimiento por saqueo asi se ven las minas de oro que llevan décadas saqueadas por el imperialismo estadounidense y europeo, con niños menores de 5 años recolectando mineral en aguas contaminadas con mercurio. Sus infancias molidas para que un puñado de buitres capitalistas acumulen gigantescas fortunas en pútridos bancos.

Esta es la cara del capitalismo que sus medios ocultan: así se hacen ricas las multinacionales, a base de esclavitud infantil, de destrucción de sociedades, de exterminio contra las organizaciones revolucionarias que buscan acabar con el actual estado de injusticia, a base de destrucción de humanidad y naturaleza, de saqueo neocolonial. “El Capital viene al mundo chorreando sangre y lodo por todos los poros”, sintetizaba Marx.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *