Igor Kirílov, jefe de las Fuerzas de Defensa, Radiológica, Química y Biológica de Rusia, declaró (https://telegra.ph/Brifing-nachalnika-vojsk-radiacionnoj-himicheskoj-i-biologicheskoj-zashchity-VS-RF-general-lejtenanta-Igorya-Kirillova-po-voenno-08-16-2): “EE.UU. empezó a prepararse para una nueva pandemia buscando mutaciones de virus, como ya hizo en 2019. No descartamos el uso de las llamadas tecnologías defensivas por parte de Estados Unidos con fines ofensivos, así como para los fines de control global mediante la provocación de situaciones críticas de índole biológica”.

Asimismo, explicó que Washington comenzó “a estudiar agentes potenciales de armas biológicas -el ántrax, la tularemia, el coronavirus-, así como patógenos de infecciones económicamente significativas, como la gripe aviar patógena o la peste porcina africana”.

Finalmente, valoró que “existe una tendencia clara: los patógenos que entran dentro del área de interés del Pentágono, como el covid-19, la gripe aviar, la peste porcina africana, se convierten posteriormente en pandémicos, y las empresas farmacéuticas estadounidenses se convierten en las beneficiarias”.

Kirílov explicó que, por lo tanto, el recién creado centro de preparación y respuesta ante pandemias de EE.UU. cumple la función contraria de la que promete, que es la de proliferar enfermedades en vez de prevenirlas.

@elOJOen!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *