Loading

Danica Grujicic, ministra de Sanidad de Serbia - Sputnik Mundo, 1920, 28.03.2023

La responsable del sistema de sanidad serbio ha visto de primera mano las consecuencias del bombardeo con uranio empobrecido en la salud humana. En sus palabras, el uso de este tipo de municiones por los países de la OTAN «es la peor forma de fascismo», ya que dejan una profunda huella en la salud de las posteriores generaciones.

El resultado de la agresión de la OTAN contra la República Federativa de Yugoslavia en 1999 no fue solo la muerte de varios miles de inocentes, incluidos niños, sino también el envenenamiento de las generaciones futuras con 15 toneladas de uranio empobrecido vertidas sobre su tierra.

«Se realizó un experimento de nuestra región. Un experimento en personas y de todo lo vivo en esta zona, que continuará durante cinco, diez, veinte años, dos, tres siglos. Porque la vida media del uranio empobrecido dura unos 4.500 millones de años, más de lo que ha existido la Tierra», explica a Sputnik la ministra de Sanidad de Serbia, Danica Grujicic.

En su reciente declaración argumentó que «la OTAN libró una guerra nuclear y química contra la República Federativa de Yugoslavia en 1999». Ahora, la doctora hace un llamamiento a los ucranianos para que no permitan el uso de armas de este tipo en su país.

— ¿Logró el Estado recopilar datos precisos sobre la magnitud de esa contaminación y sus consecuencias? ¿Qué pasó con las comisiones para investigar las consecuencias del atentado?

— En 2018 hubo una iniciativa en la que un gran grupo de médicos y científicos exigieron la formación de una comisión. Esa comisión, es decir, el organismo coordinador, se formó oficialmente, sin embargo, lamentablemente, nunca llegó a funcionar.

Mientras tanto, se creó una comisión parlamentaria, encabezada por el presidente del Comité de Sanidad del Parlamento, el doctor Darko Laketic. Tal vez llegaron a algunas conclusiones, sé que el Dr. Laketic fue a Italia para tratar el tema de los soldados italianos que habían ganado un proceso contra su Estado.

En 2016, la Justicia italiana falló a favor de un grupo de militares que participaron en los conflictos de Bosnia y Kosovo, obligando al Estado a indemnizarlos por sufrir efectos perjudiciales para su salud, debido al uso por la OTAN de municiones con uranio empobrecido.

— ¿Qué acciones concretas estamos tomando para resolver las consecuencias del envenenamiento por uranio empobrecido?

— No logramos lo que queríamos, que es probar científicamente lo que realmente sucedió. ¿Qué vimos? Exactamente, lo que se espera después de un incidente nuclear. Después de cinco a siete años, tienes un aumento en el número de leucemias más agresivas, y esto significa un menor éxito del tratamiento y una mayor mortalidad.

Sin embargo, eso es solo una parte. Las otras son las enfermedades autoinmunes, que van en aumento, los embarazos patológicos, el coeficiente intelectual de los niños nacidos en esa época, los trastornos genéticos, los embarazos perdidos, los abortos. Además de todo eso, los veterinarios notaron que entre los animales domésticos nacen fetos completamente mutados.

Como médica, noté algo más. No solo aumentó el número de tumores después de 1999, sino que los tumores también comenzaron a cambiar su biología. Si anteriormente tenía un tumor cerebral ubicado en los lóbulos frontal, occipital o temporal, hoy afecta a todos los lóbulos. Las masas tumorales que antes eran sólidas ahora muestran signos de diseminación temprana. Eso es lo que vi como neurocirujana.

— Ahora el Reino Unido afirma que enviará municiones con uranio empobrecido a Ucrania. En su opinión, ¿qué tan peligroso es en términos de una mayor escalada del conflicto?

— Cuando la gente dice que el uranio empobrecido no es peligroso, o son muy estúpidos, o muy arrogantes, o realmente no saben nada. El efecto de la radiación en sí existe en el momento en que se dispersa el explosivo y cuando el proyectil de uranio empobrecido golpea el objetivo.

El problema, sin embargo, surge después, porque las nanopartículas de ese uranio se encuentran dispersas a miles de kilómetros de distancia. Se sabe que la radiación alfa, aunque no puede atravesar el papel, es cincuenta veces más cancerígena que cualquier otra radiación. Por lo tanto, cuando hablamos de las consecuencias de los misiles de uranio empobrecido, estamos hablando de carcinogénesis, cambios biológicos causados ​​por nanopartículas.

Al ver a estadounidenses, alemanes y franceses yendo a ciertas partes de Kosovo y Metojia con trajes espaciales, mientras los soldados italianos caminaban sin protección y luego comenzaron a tener leucemia, los últimos se dieron cuenta de que estaban exactamente en las áreas que fueron bombardeadas. Demostraron que su país no los protegía, y para silenciar todo el ruido al respecto, se pagaron grandes sumas de dinero a los que enfermaron y a las familias de los que murieron en el ínterin.

Kosovo no es el único ejemplo, también Irak, otros países. Quién sabe cuánto veneno por todo el mundo sembraron esos defensores de la energía verde, esos maravillosos ecologistas. Según algunas estimaciones, fueron unas 15 toneladas de uranio empobrecido.

Cuando en un momento dado unos 300 gramos de ese mismo uranio empobrecido fueron liberados por error al medio ambiente desde una de las instalaciones de producción de misiles estadounidenses en el estado de Nueva York, cerraron toda la instalación. Después de todo eso, nos dicen que el uranio empobrecido es inofensivo. ¡Es muy pérfido el que dice que es inofensivo! El uso de misiles con uranio empobrecido significa una declaración de guerra nuclear. La hipocresía de Occidente realmente llegó a su punto máximo en los últimos años y como médica estoy harta de todo lo que hacen.

— ¿Ucrania es consciente de que se envenenará a sí misma?

— Aquellos que buscan el suministro de uranio empobrecido probablemente son conscientes de sus consecuencias, pero algún día no vivirán en Ucrania. Aquí apelo, si mi llamamiento puede incluso llegar a los ucranianos: ¡no permitan, mis queridos ucranianos, que se contamine su país con esa basura! ¡Sufrirán durante años, décadas, siglos!

No sé cómo transmitir el mensaje a esas personas y si pueden tener alguna influencia en las personas que ahora dirigen Ucrania, pero la entrega occidental de municiones con uranio empobrecido es, sobre todo, un crimen contra el pueblo ucraniano. Otros también sufrirán, Polonia sufrirá, algunas partes de Eslovaquia, la República Checa y Hungría probablemente sentirán la contaminación. Y sí, Rusia también lo sentirá, pero Ucrania debe entenderlo como una declaración de guerra nuclear del Reino Unido contra sí misma.

— ¿Por qué, a pesar de la evidencia de que las municiones con uranio empobrecido son dañinas para la salud humana, su uso no está prohibido?

— Esa ya es una pregunta para las Naciones Unidas. Lamentablemente, Serbia tampoco votó a favor de la prohibición de las armas de uranio empobrecido.

La mayor parte de ese uranio empobrecido es en realidad combustible de sus plantas de energía nuclear que tendría que almacenarse en algún lugar. Los rusos hicieron posible procesar uranio empobrecido, lo que significa que están más allá tecnológicamente y ahora alquilan combustible para plantas de energía nuclear. Probablemente, saben cómo enriquecerlo posteriormente y devolverlo a las centrales nucleares, por lo que no tienen necesidad de almacenarlo.

Los estadounidenses y Occidente obviamente no tienen esa tecnología, y ponen esos desechos nucleares en proyectos que están dispersos por todo el mundo. Por ejemplo, se encontró plutonio después del bombardeo tanto en Serbia como en Montenegro. No existe en la naturaleza, por lo que es una prueba de que realmente provino de centrales nucleares.

Occidente no pagará por la conservación y el almacenamiento de uranio empobrecido, pero quiere contaminar el mundo entero con él. Para mí, esta es la peor forma de fascismo. Como médica, no puedo entender un cerebro humano que trabaja para destruir a tantas personas como sea posible. Hago un llamamiento una vez más a las mujeres ucranianas, si alguna de ellas puede siquiera escucharme: ¡no permitan que se usen estas armas en su país! ¡Tienen una tierra maravillosa, tienen una tierra fértil, tienen que cuidarla!

Fuente: sputniknews.lat

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *