Loading

  • Una moto de la policía quema durante los disturbios en Teherán, capital de Irán, 19 de septiembre de 2022. (Foto: Reuters)Una moto de la policía quema durante los disturbios en Teherán, capital de Irán, 19 de septiembre de 2022. (Foto: Reuters)

La derrota de Occidente en desestabilizar Irán lo obligó a reconocer la República Islámica es insuperable y causó la convergencia de los países de la zona con Irán.

El asesor superior del comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el hoyatolislam Hosein Taeb, declaró el jueves que en la guerra híbrida lanzada contra el país en el marco de los últimos disturbios, los enemigos pretendían poner a Irán en la encrucijada de seguir con los ideales de la Revolución o quedarse aislado, pero cuando supieron que la Revolución Islámica es invulnerable, Estados Unido envió un mensaje a través de tres países vecinos de que no busca un derrocamiento y que aboga por llegar a un entendimiento.

Amigos y enemigos entendieron que necesitan interactuar con la Revolución Islámica, y Estados Unidos envió un mensaje a través de Irak, Catar y Omán de que no busca la subversión”, precisó.

Taeb subrayó que al régimen de Israel no le gusta la interacción de los países de la región con Irán, por lo que busca trasladar la línea de amenaza que existe a su contra en el sur de Irán a las regiones norteñas de este país.

De este modo, aseguró que la divergencia en el frente occidental y la convergencia en el frente oriental, integrado por China, Rusia e Irán, están aumentando.

Taeb agregó que Estados Unidos, debido a la guerra de Ucrania y su presencia débil en Asia occidental y en el ámbito internacional, enfrenta una crisis de autoridad, confianza y recursos, y por otro lado, los desafíos y conflictos políticos y sociales están aumentando dentro de Estados Unidos y es probable que se convierta en un conflicto de seguridad en vísperas de las elecciones presidenciales de 2024 en este país.

En este contexto, señaló que el fracaso de la hegemonía estadounidense y la exclusión de Asia Occidental de la primera prioridad del país norteamericano ha creado oportunidades y aumentado el poder de la Revolución Islámica en el ámbito internacional.

La trágica muerte de Mahsa Amini, de 22 años, —acaecida el 16 de septiembre en un hospital de Teherán, tras su detención policial—, desató protestas en varias ciudades del país para exigir a las autoridades una explicación por el deceso de la joven. En tan solo dos días, las protestas se convirtieron en disturbios con sangrientos enfrentamientos.

Tal y como denuncian las autoridades iraníes, lo que se vio en Irán no fueron protestas, sino movimientos callejeros violentos como parte de una guerra híbrida, impulsada por países en contra de la República Islámica.

Desde el principio, Irán denunció el apoyo de algunos países europeos, además de Estados Unidos y el régimen de ocupación de Israel, a estos disturbios y avisó que el Occidente, mediante la guerra híbrida —una combinación de guerra mediática, política, y económica, etc.— busca desestabilizar el país y desintegrarlo.

Fuente: hispantv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *