Loading

Por Víctor Ternovsky

Lo más interesante de la revelación del periodista norteamericano Seymour Hersh, poseedor del premio Pulitzer, quien en su último artículo describe detalladamente cómo EEUU, con complicidad de Noruega, cometió los atentados terroristas que hicieron explotar los gasoductos Nord Stream 1 y Nord Stream 2, es que no hay absolutamente nadie que ponga en duda lo expuesto por Hersh en base a sus fuentes.

Lo que le interesa a todo el mundo es la respuesta que daría Rusia o la reacción de una Alemania que se ha quedado sin el componente principal de su milagro económico.

Pero nadie, absolutamente nadie plantea la pregunta de si EEUU realmente lo hizo, o no. Porque todos, absolutamente todos, hasta el patético canciller alemán, Olaf Scholz, lo tienen más claro que el agua.

https://www.youtube.com/shorts/0ZGjkT0hT14

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *