Loading

La empresa francesa Eurofarad proporcionó piezas para fabricar los cohetes israelíes que acabaron con la vida de cinco pequeños durante el brutal bombardeo a la Franja de Gaza de hace nueve años.

El poder judicial francés abrió una investigación contra una empresa de armas nacional involucrada en crímenes de guerra en la palestina Franja de Gaza.

La indagación tiene lugar nueve años después de la muerte de tres niños y las lesiones de otros dos en esa localidad como resultado de un ataque con misiles israelíes el 17 de julio de 2014.

Esa tarde, cinco pequeños de la familia Shuhaiber daban de comer a las palomas en la azotea de su casa en el barrio de Sabra, cuando fueron alcanzados por un misil disparado desde un dron israelí.

En ese ataque murieron Foulla, de ocho años, Wassim, de nueve, y Yihad, de diez, mientras que los primos Uday (16) y Bassel (nueve), resultaron heridos de gravedad.

Los hechos ocurrieron durante la agresión sionista a Gaza perpetrada entre el 7 de julio y el 26 de agosto de 2014 y donde murieron unos dos mil 251 palestinos, la mayoría civiles.

La edificación siniestrada estaba ubicada en un barrio donde no se produjeron bombardeos hasta ese momento pues no existía ningún objetivo militar y además estaba vigente un alto al fuego, según denunció el abogado francés a cargo del caso, Joseph Barham.

Por tanto, aseguró, constituye un crimen de guerra y rechazó la hipótesis del error.

De acuerdo con la descripción del letrado, en las ruinas del edificio se encontró una pieza cilíndrica negra con las palabras Eurofarad-París-Francia parcialmente borradas.

Según el análisis, el artefacto está relacionado con un sensor fabricado por la empresa francesa Eurofarad, comprado en 2015 por la industria armamentista Exelia Technologies y luego vendido a la entidad israelí Rafael.

Esta pieza es considerada como material de guerra, pues servía para dirigir las alas de los misiles rellenos de bolas de acero diseñadas por la compañía gala.

Fuente: espanol.almayadeen.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *