Falta de acción por parte de la Coalición Progresista: ¿Promesas electorales sin cumplir?

Dunja Mijatovic, delegada de Derechos Humanos del Consejo Europeo, insta a España a reformar su Código Penal y revisar la controvertida “Ley Mordaza” para salvaguardar la libertad de expresión. Tras una visita y evaluación en el país, su informe remarca la urgente necesidad perentoria de alinear estas normativas con los estándares internacionales de Derechos Humanos.

La delegada de Derechos Humanos del Consejo Europeo, Dunja Mijatovic, ha expresado una crítica contundente hacia España tras su reciente visita el pasado mes noviembre, con el objetivo de evaluar la situación de los Derechos humanos en el país.

En su informe, Mijatovic ha instado a realizar reformas en el Código Penal español para fortalecer el ejercicio del derecho a la libertad de expresión, además de exigir una revisión de la polémica “Ley Mordaza”, a fin de asegurar su total consonancia con los estándares europeos e internacionales de Derechos Humanos.

Como se recordará, la “ley Mordaza”, fue aprobada en el curso de las convulsiones sociales que se produjeron en España durante el llamado Movimiento del 15M, con objeto de tratar de reprimir las expresiones de protesta con penas de cárcel y multas astronómicas, cuya aplicación no dependía de los  jueces, sino de las autoridades gubernativas. Todas las formaciones políticas que integraron posteriormente la el gobierno de la denominada “coalición progresista”, prometieron en sus respectivos programas electorales que una de las primeras acciones que tomarían después de asumir funciones gubernamentales.  Cuatro años después, nada de eso ha sucedido.

Con vehemencia, la representante europea ha resaltado la urgencia de continuar trabajando en la protección de los Derechos Humanos en España, instando al Gobierno de la coalición a tomar medidas específicas que sirvan para salvaguardar la libertad de expresión y el respeto a los derechos fundamentales en este país.

Dunja Mijatovic, ha indicado que la libertad de expresión en España se ve limitada por las disposiciones del Código Penal relacionadas con la apología del terrorismo, los insultos a la Corona y la llamada “ofensas a los sentimientos religiosos”.

En su informe, Mijatovic ha reclamado inmediatas modificaciones en el Código Penal español que sirvan para garantizar una protección más sólida de la libertad de expresión.

 Sin ir más lejos, hace tan sólo unos días, una de las redactoras de digital “La Haine”, fue convocada a la “Audiencia Nacional” -una jurisdicción de excepción conocida durante la precedente dictadura franquista como “Tribunal de Orden Público”-, por haber publicado en el Twitter del digital, un video con la recepción dispensada a uno de los ex miembros de la organización ETA, al haber concluido la pena a la que había sido condenado.

 Por su parte, el Gobierno ha defendido su postura, destacando que la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos respalda lo establecido en el Código Penal español respecto a la exaltación del terrorismo, la humillación de las víctimas y los insultos o difamaciones hacia la Corona. Sin embargo, ha reconocido, no obstante, que en algunos casos la aplicación ha sido desproporcionada, lo que ha llevado a condenas por parte de los tribunales.

 La comisaria Mijatovic ha dejado en claro la necesidad de revisar el Código Penal español para garantizar una mayor protección de la libertad de expresión y el respeto a los derechos humanos en el país.

 Asimismo, la delegada de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Dunja Mijatovic, ha manifestado su preocupación por el hecho de que Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana de 2015, conocida como ley mordaza, en España. Según Mijatovic, esta ley ha debilitado el ejercicio de las libertades de expresión y de reunión en el país, especialmente en el ámbito periodístico que cubre protestas y manifestaciones pacíficas.

 En su informe, la delegada ha pedido enmendar la ley mordaza para limitar la posibilidad de su aplicación de manera arbitraria y desproporcionada, destacando la urgencia de que esta normativa cumpla plenamente con los estándares europeos e internacionales de Derechos Humanos.

 Mijatovic ha subrayado la importancia de garantizar la libertad de expresión y de reunión en España, y ha señalado que la ley mordaza no cumple con los estándares europeos de derechos humanos.

 Aunque la delegada “ha valorado positivamente” la disposición del Gobierno para revisar la ley mordaza, ha indicado que el último intento no tuvo éxito a causa de la falta de “consenso” entre los partidos políticos que integran la llamada “coalición progresista”. 

Curiosamente, pese a la importancia social y política que entraña el tema, los medios de comunicación españoles apenas le han dado relevancia al tratamiento de este tema, pasando casi desapercibido para  amplísimos sectores de la población.

Fuente: canarias-semanal.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *