Loading

Brahim Gali, secretario general del Frente Polisario, revista tropas.

Por Carlos Aznárez

El sociólogo, analista político y activo militante del socialismo allendista chileno, Estéban Silva Cuadra, perticipó días atrás en el XVI Congreso del Frente Polisario. Como integrante del Comité chileno de Solidaridad con la República Saharaui Democrática y de la Plataforma Latinoamericana de solidaridad con esa lucha, tuvo la oportunidad de dialogar con dirigentes saharauis y seguir los debates del Congreso.

-Has estado recientemente en el XVI Congreso del Frente Polisario que se
celebró en Dajla, y nos parece importante que nos cuentes cuáles fueron las
expectativas con las que ibas y cómo viste este encuentro que culminó con la reelección de Brahim Gali como Secretario General del Frente Polisario.


-El congreso del Frente Polisario se realizó en un contexto histórico para el pueblo
saharaui pero también en un contexto internacional muy complejo. Llevaba el nombre-
del mártir Mohamed Habad Levid y una consigna central que resumió el debate, las
discusiones y las proyecciones. La consigna es intensificar la lucha armada para
expulsar al invasor y culminar ganando la soberanía. Bajo este debate sesionaron más de 2000
congresales saharauis, hombres y mujeres electos democráticamente por sus distintas
estructuras y organizaciones y hubo más de trescientas invitadas e invitados
internacionales de delegaciones africanas, latinoamericanas y caribeñas, asiáticas y
europeas.

-¿Cuáles eran las prioridades a discutir?

-El Congreso tuvo tres cuestiones centrales que me parecen históricas en el punto de vista de las resoluciones del pueblo saharaui. Hay que entender el contexto en que se da este encuentro. Desde noviembre de 2021 se reanudaron las acciones de guerra y los enfrentamientos, producto del rompimiento unilateral de cese del fuego por parte de Marruecos, y eso ha ido in crescendo, y por lo tanto la situación en la que está la lucha del pueblo saharaui por su autodeterminación e independencia, hoy en día está abierta. Se han incrementado también las violaciones a los derechos
humanos de las y los saharauis por parte de la ocupación ilegal de los marroquíes. En el
congreso participó una delegación importante saharaui de los territorios ocupados que incluso al regresar fueron golpeados, torturados, reprimidos. En síntesis el Frente Polisario tuvo un debate sobre todos los aspectos de la política que ha impulsado.

Estéban Silva Cuadra con un miembro del Ejército Popular Saharaui

-Desde tu conocimiento del tema, cómo definirías que significa el Frente Polisario para la lucha de autodeterminación en el Sáhara Occidental?

-El Frente Polisario es un movimiento de liberación nacional que agrupa al conjunto de las y los saharauis, de su tribu, de su estructura, del gobierno, de su institucionalidad, y por lo tanto, en el Congreso se dio un debate democrático, de una profunda madurez. Un debate que habla sobre la estrategia a asumir como Frente Polisario, la incorporación y la articulación del conjunto de los sectores en esos acuerdos saharauis; de la discusión sobre el gobierno, su política, y la estrategia político-militar y diplomática a implementar en el próximo periodo. Y desde ese punto de vista, además fue un congreso que se extendió en los días, ya que estaba previsto para los días 13 al 17 de enero de 2023, en el campamento de refugiados de Dajla, que lleva el nombre de una ciudad cautiva bajo ocupación marroquí, como es la ciudad de Dajla (ex Villa Cisneros durante el colonialismo español). Este debate culminó con una discusión en tres niveles. En primer lugar, una discusión larga, profunda y democrática sobre los estatutos. Sobre la constitución del secretariado nacional que está compuesto por 27 miembros. Sobre la incorporación de la mujer saharaui a todas las tareas. Mayor a las que ya tienen. A la dirección del frente, de las estructuras de organización, del gobierno, de las organizaciones sociales y populares del Frente Polisario que están vinculadas al pueblo saharaui. También de las nuevas generaciones. Y finalmente concluyó con la elección de Brahim Gali como Secretario General del Frente Polisario, que fue reelecto por una votación muy sustantiva de las y los congresistas saharaui, del orden casi del 69 por ciento.

-Esta vez, Gali tuvo que disputar la elección con otro dirigente saharaui.

-Así es. Hubo otro compañero saharaui que también fue candidato, Brahim Huali, un histórico cuadro del Frente Polisario, hermano de El Huali Mustafá Sayed, el primer presidente y secretario general del Frente, caído en combate. Pero finalmente el congreso ratificó el accionar político del secretario general, tanto de la gestión al mando del frente, del gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática, su desafío, los ajustes políticos que requería hacer, la nueva política militar , la política diplomática . En las perspectiva justamente de asegurar una progresión positiva a la lucha por la autodeterminación y la independencia saharaui. incluso definida en el propio lema del congreso. Finalmente, también se procedió a elegir en dos vueltas electorales, por eso se extendió la reunión, a
las y los 27 miembros del secretariado nacional del Frente Polisario.


-Vos señalaste que hubo dos candidatos. Leyendo los materiales que nos fueron enviando, habría sido una discusión sobre si uno de los dos candidatos tenía una línea más dura que el otro. Estamos hablando de que el momento actual del Frente Polisario es un tiempo de lucha armada. Hubo diferencias en esta oportunidad con respecto a proseguir con la lucha armada, o realmente fueron diferencias mínimas las que existieron entre ambos contendores en esta puja electoral que hubo para elegir el secretario general?


-Uno de los candidatos, que no resultó electo a la secretaria general y que es asesor del
del mismo compañero presidente Brahim Gali, señaló en rueda de prensa, en las instalaciones del congreso, que su postulación tenía que ver con la idea de que se podía hacer mejor la gestión y la política, agilizar la articulación del Frente Polisario. Eran diferencias y matices de gestión, de construcción de articulación política pero no diferencias de fondo. Ciertamente hay un consenso completo en las y los delegados del Frente Polisario y del pueblo saharaui. Primero, en que la lucha por la autodeterminación y por conquistar la soberanía completa se logra forzando al invasor ilegal que es Marruecos. Buscando que se cumpla además una legalidad internacional que ha sido bloqueada sistemáticamente, es decir, las numerosas resoluciones tanto de la Asamblea General del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, la constitución de la Minurso, que lleva el nombre de Misión de Naciones Unidas para la realización de un referéndum en el Sahara Occidental. Es decir, fue constituida y lleva un nombre para un objetivo que no ha realizado. Es el cumplimiento de la legalidad institucional, de las resoluciones, del plan de arreglo, de los acuerdos suscriptos además en el marco de la Unión Africana y que han sido bloqueados por Marruecos y sus aliados, entre ellos Francia y España.

Estamos hablando de un acuerdo que es unánime: que la lucha del Frente Polisario, que representa al pueblo y la nación saharaui tiene como objetivo que se cumplan los acuerdos de autodeterminación y de soberanía para el pueblo.

-¿Cuál es la situación en los territorios saharauis ocupados por Marruecos?

-Estamos hablando de que Marruecos, en los territorios bajo ocupación militar, que son todas las ciudades saharauis costeras, comete en forma sistemática y diaria genocidio. Detenciones arbitrarias, detenciones y desapariciones, hablamos de torturas y violaciones a los derechos humanos cotidianas, tanto individuales como colectivas. Está el caso reciente de Sultana Jaya, que es una dirigente saharaui de derechos humanos que ha estado dos años, ella y su familia, impedida de salir de su propia casa, por parte de los agentes del estado marroquí. Ha sido golpeada y violada de forma sistemática.
Ella fue parte de la comisión nacional del congreso. Era una de las dirigentes electas en la comisión que presidió el 16 congreso del Frente Polisario. Tuvimos oportunidad, la delegación latinoamericana y caribeña, donde había cubanas, cubanos, venezolanos, chilenas, argentinos, panameños, puertorriqueños, por nombrar algunas de las compañeras y compañeros que fueron a este congreso, de reunirnos con ella y con su hermana, de escuchar su testimonio y reflexión sobre las violaciones físicas e iintelectuales y las torturas que ha sido objeto. Constatamos la enorme fortaleza y la convicción de lucha de Sultana Jaya, que no es ni más ni menos que la fortaleza que tiene el conjunto de las y los saharauis en los territorios ocupados en un momento extremadamente difícil.

A nadie podrá escapársele que si se incrementan las acciones militares, la guerra de liberación en la frontera y más allá. Cuando digo la frontera, digo el muro de la vergüenza construido por Marruecos, que separa la zona bajo ocupación colonialista marroquí de los territorios liberados que son controlados por la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Porque digamos con toda claridad, La República Árabe Saharaui Democrática controla territorios en la franja del Sahara Occidental. Esto también es un elemento importante a considerar al respecto de no solo las reivindicaciones, sino para un Estado que ya es reconocido por una cantidad muy relevante de estados en el mundo. Más de 86 estados, entre ellos una importante cantidad de países de América Latina y el caribe, como lo hemos visto recientemente, que han reestablecido relaciones diplomáticas o que tenían relaciones diplomáticas permanentes con la RASD.

-Cuánto está concientizada la gente del pueblo saharaui con respecto a la guerra? Porque obviamente la guerra trae muertos, de uno y del otro lado. Marruecos oculta los muertos que le provoca al Frente Polisario. El Frente Polisario asume los suyos y todo esto genera una masa de dolor que es evidente y típico de toda guerra. Partiendo del hecho que la gente que vive en los campamentos, donde la mayoría de los hombres están en la lucha armada y seguramente las mujeres también, cómo se está dando esa situación en la cotidianeidad.

-Como tu bien dices, es un tema bien doloroso. Primero es lema principal del Frente Polisario, como te hablaba de este congreso, es intensificar la lucha armada para expulsar al invasor y culminar la soberanía. Ciertamente esta concepción, vista desde América Latina y el Caribe es compleja. El reivindicar la lucha armada, por de pronto es histórico de los movimientos de liberación. En los movimientos de liberación este fue el camino, una combinación, porque finalmente tiene que ver con el derecho a la rebelión, más allá de las características que va asumiendo cada una de las etapas de la lucha de un pueblo por su autodeterminación y por su independencia. Lo sabemos las y los latinoamericanos, que luchamos juntas y juntos. Claro, se pierde en el tiempo, no tenemos la conciencia directa sino la histórica, como fue la lucha que juntos los pueblos latinoamericanos libramos contra el
colonialismo español, en batallas conjuntas en todo el espacio latinoamericano. Por lo tanto la lucha armada y todas sus formas de lucha formaron parte también del acervo de nuestro pueblo. Ciertamente la guerra es dolorosa. Significan bajas humanas, dolor, drama. Ya ha costado desde el rompimiento, es muy importante, señalar quien rompió el cese del fuego al atacar un convoy saharaui. Quien rompió unilateralmente el acuerdo fue Marruecos, no fue el Frente Polisario. El pueblo saharaui estuvo más de treinta y tantos años esperando, creyendo en Naciones Unidas, esperando el cumplimiento de las numerosas resoluciones de Naciones Unidas, para buscar una salida democrática, pacifica, sobre la base de un referéndum de autodeterminación, que fueran las y los propios saharauis quienes se pronunciaran sobre su propia decisión de ser independientes. Entre tanto no olvidemos que el pueblo saharaui fue invadido a través de una operación militar encubierta por parte de Marruecos como fue la Marcha Verde, y también fue invadido por Mauritania. Con Mauritania hizo un acuerdo de paz.

En el congreso del Frente Polisario hubo una amplia delegación mauritana y estaba un ex presidente de la republica mauritana. Actualmente, hay una relación entre ambos, no solo de cooperación sino que ambos son parte de la Unión Africana. Evidentemente lo que hay es una decisión firme, después de haber esperado treinta y tantos años, creyendo en la legalidad y en la buena fe de las instituciones. La MINURSO, que está allá instalada, ni siquiera tiene facultades para resguardad o vigilar sobre los derechos humanos de la población saharaui bajo cautiverio de la ocupación militar marroquí. Porque le ha sido negada en el Consejo de Seguridad por potencias que son miembros permanentes de ese Consejo, para darles el gusto y como parte de sus acuerdos con Marruecos. No nos olvidemos que el Sáhara Occidental que está en disputa, es saqueada de manera permanente en sus riquezas naturales. Estamos hablando de fosfato, de minería, de pesca, de las costas que tienen mucha riqueza biomarina y también son saqueadas. Marruecos vende fosfato a corporaciones internacionales y establece un saqueo sistemático de recursos que pertenecen al pueblo saharaui. Venden hasta la arena a Europa, Portugal,

Hay resoluciones de la corte de justicia económica de la Unión Europea, sosteniendo que los acuerdos de pesca que tiene Marruecos con la Unión Europea y con algunos países en lo bilateral no pueden tener efecto ni validez en el Sáhara occidental porque es un territorio que, (según las propias Naciones Unidas y la cuarta comisión de descolonización al día de hoy vigente), se trata de un territorio no autónomo pendiente de descolonización. Entonces estamos hablando de que hay un saqueo sistemático a sus recursos naturales, a los bienes comunes estratégicos, hay una política de genocidio sistemático a la población saharaui que vive bajo condiciones de ocupación militar. Y ahora hay un enfrentamiento en toda la zona de este «Muro de la vergüenza», construido por Marruecos, donde hay minas antipersonales, minas anti tanques, con una fortificación militar, con toda una tecnología israelita. En esos tres componentes, la juventud saharaui, pero todas las generaciones también, tienen una cuestión clara. Primero tienen la decisión de ser una nación libre, autónoma e independiente. Segundo, las decisiones de volver a su territorio de manera soberana. Y tercero, que solamente su propia fuerza, con ayuda obviamente solidaria internacional de los pueblos que luchan por la autodeterminación, porque la legalidad internacional sea de verdad una realidad y no una mera sucesión de resoluciones para registro de los poderes imperiales o coloniales, hay una decisión de imponer una estrategia que les permita vivir, sobrevivir y proyectarse como pueblo y como nación. Consagrado no solo por la resolución 1514, sobre el dominio de los pueblos bajo dominio colonial y que está vigente del sistema de Naciones Unidas de la posguerra que ahora está en crisis. Creo que aquí hay un tema de fondo, que es un drama y lo saben, ya hay bajas, ya hay asesinados. Incluso hay asesinados civiles por drones marroquí en el último periodo, varios de ellos jóvenes. También hay bajas en el Ejército Popular Saharaui. Un incremento de acciones militares va a significar mayores bajas. Marruecos niega, porque es una monarquía feudal que controla todo. El poder económico, el político, las corporaciones mediáticas, etc., niegan que haya una guerra que ha estallado con la envergadura que está progresivamente instalándose.

Fuente: resumenlatinoamericano.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *