A paso firme, el primer ministro de España, Pedro Sánchez, está aumentando la implicación del país ibérico en el conflicto de Ucrania. Se dio a conocer que Madrid volverá a meter la mano en los bolsillos del contribuyente para regalar a Kiev una partida de misiles Patriot valorados en más de un millón de euros la unidad.

Además, el Gobierno español prepara un nuevo paquete de armamento para antes del 30 de junio, que incluye 10 de los 19 carros de combate Leopard que se están rehabilitando y se sumarán a los 10 entregados a Kiev el año pasado.

Parece que el señor Sánchez no tiene otra oferta a sus compatriotas que no sea la guerra.

Víctor Ternovsky (https://t.me/victorternovsky)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *