Loading

La práctica de otra escritura, en concreto la árabe, conlleva el planteamiento de nuevas visualidades y posibilidades creativas fuera de la ortodoxia visual hegemónica, aportando nuevos contenidos y signifcados. Pero igualmente, traza el camino de un nuevo sistema de relaciones, donde los sentidos y contenidos quedan a merced de una llave: el reconocimiento de un código fuente, sin necesidad de limitarla -solamente- a un contenido semántico, bien capacitada para recrearse en la estética, en la técnica y la artesanía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *