Loading

El golpe de Níger podría ser un batacazo para Francia y Estados Unidos, porque el país africano es un estado estratégico en la guerra contra el terrorismo tanto para París como para Washington, y es visto como uno de los aliados más confiables en el continente negro.

El golpe de estado Níger podría ser un batacazo para Francia y Estados Unidos, sugirió Politico.

De acuerdo con la publicación estadounidense, Níger es un estado estratégico en la guerra contra el terrorismo tanto para París como para Washington, y es visto como uno de los aliados más confiables en África en el combate contra Al-Qaeda, Daesh y Boko Haram.

El informe del sitio web, titulado «El golpe en Níger deja a Francia y Estados Unidos en evidencia en África Occidental», refirió la amenaza planteada por la asonada militar en curso para desestabilizar a uno de los últimos aliados occidentales en la región africana del Sahel.

Para París, la salida forzada de Mohammadd Bazoum representará otro revés en la región, dijo Politico, pocos meses después del retiro de las fuerzas francesas de los vecinos Burkina Faso y Malí, al poner fin a la Operación Barkhane.

Francia, cuya influencia en África Occidental disminuyó de forma drástica en los últimos años, desplegó unos mil 500 soldados en Níger, donde el gobierno expresó satisfacción por el acuerdo militar bilateral.

A juicio de Politico, el golpe militar constituyó un desafío para París, en momento que el presidente francés, Emmanuel Macron, realiza una visita de cinco días a la región del Indo-Pacífico, junto al ministro de las Fuerzas Armadas, Sebastien Licorneau.

Para la ministra de Relaciones Exteriores francesa, Catherine Colonna, la toma del poder en Níger no es definitiva y los responsables todavía tienen tiempo para cumplir con las demandas internacionales de restaurar al presidente en el cargo.

Según declaraciones de Colonna, los países de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) podrían reunirse el domingo para considerar la imposición de sanciones.

El presidente de Níger, Mohammad Bazoum, está detenido por las fuerzas golpistas en el palacio presidencial, y aún no está claro quién es responsable de gestionar los asuntos del país.

Conforme al mandatario francés, Bazoum goza de buena salud y debe ser liberado como condición para el restablecimiento del orden constitucional.

Fuente: espanol.almayadeen.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *