Loading

El régimen israelí ha acelerado la demolición de casas palestinas en Cisjordania ocupada; el lunes arrasó varias edificaciones bajo diversos pretextos.

Las fuerzas de ocupación israelíes asaltaron en la noche del lunes en la cuidad de Nilin, en la Cisjordania ocupada, y demolieron la casa de la familia del mártir Mutaz Salá al-Jawaja, un palestino que el pasado 9 de marzo disparó contra varios israelíes en una calle en Tel Aviv, matando a uno e hiriendo a tres, y después fue asesinado por las fuerzas israelíes.

Según la agencia de noticias estatal palestina, WAFA, unos 50 vehículos militares de las fuerzas israelíes asaltaron la localidad y rodearon la casa de la familia del mártir, Al-Jawaja, y varias casas vecinas y expulsaron a los residentes para demoler la vivienda.

Durante la operación se produjeron enfrentamientos entre los jóvenes y las fuerzas de ocupación, quienes se desplegaron en varios barrios de la localidad y dispararon munición real, granadas aturdidoras y gases tóxicos a los palestinos, hiriendo a uno de ellos en la mano.

Relatora de ONU urge a actuar: Israel trata a Palestina como colonia | HISPANTV

Israel mantiene la ocupación para obtener la mayor cantidad de tierra posible para el pueblo judío, dice una relatora de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Asimismo, las fuerzas israelíes demolieron el lunes una casa de 80 metros cuadrados y una tienda de campaña propiedad de dos palestinos en la aldea de Main en la región de Masafer Yatta, en el sur de la ocupada Cisjordania.

El activista contra los asentamientos, Osama Makhamreh, señaló que un gran número de residentes en el área de Main han recibido órdenes de demolición de sus viviendas en un proceso destinado a dar cabida a la expansión de asentamientos ilegales en esa zona.

Las fuerzas de ocupación israelíes destruyeron también una casa de propiedad palestina en la aldea de Umm Safa, con el pretexto de que fue construida en el Área C —que constituye el 61 por ciento de Cisjordania ocupada y está bajo el dominio militar israelí— sin permiso del régimen israelí, así como arrasaron tierras agrícolas y caminos en el área.

Los residentes se enfrentaron a los soldados que dispararon gases lacrimógenos y granadas aturdidoras, hiriendo a varios de ellos.

Además, las excavadoras del régimen demolieron el piso de una casa en etapa de construcción en el área de Zweidin, al este de Masafer Yatta.

Mientras tanto, las fuerzas israelíes irrumpieron en la aldea de Tura y notificaron a Ahmad Qabaha su intención de demoler la casa de este residente, supuestamente por haber sido construida sin licencia.

Israel se niega a permitir prácticamente cualquier construcción palestina en el Área C y demuele las estructuras de propiedad palestina. Por el contrario, otorga fácilmente a más de 800 000 colonos israelíes supremacistas judíos permisos de construcción y les proporciona carreteras, electricidad, agua y sistemas de alcantarillado que siguen siendo inaccesibles para muchos palestinos que viven en la zona.

Las demoliciones, que se han intensificado desde que el gabinete derechista israelí encabezado por primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, asumió el poder,  refrendan la promesa del premier de impulsar la expansión de los asentamientos ilegales, alegando que los judíos tienen derecho a todas las tierras ocupadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *