Loading

A pesar de la ofensiva de casi ocho meses en Gaza, la fuerza militar de Hamas sigue intacta en gran medida, según una estimación de la inteligencia militar de Estados Unidos. La organización palestina sólo ha perdido a un tercio de sus combatientes.

La mayor parte de la extensa red de túneles de la organización también permanece intacta.

“Aunque la potencia militar y de comunicaciones de Hamas se ha reducido, sólo entre el 30 y el 35 por ciento de sus combatientes -los que formaban parte de Hamas antes del ataque del 7 de octubre- han muerto y alrededor del 65 por ciento de sus túneles permanecen intactos”, informa Politico.

En Washington están cada vez más preocupados porque Hamas ha podido reclutar miles de personas en plena guerra, lo que le ha permitido resistir varios meses de ofensiva israelí.

Israel ha afirmado que unos 12.000 de los 30.000 combatientes de Hamas han muerto, una cifra que la organización palestina niega.

El presidente del Estado Mayor Conjunto, el general C.Q. Brown, ha criticado a Israel por no impedir que Hamas volviera a ganar protagonismo en las zonas donde había operado el ejército de ocupación.

La semana pasada, el subsecretario de Estado, Kurt Campbell, dijo que una “victoria total” de Israel “no era ni probable ni realista” en esta guerra, y añadió que Tel Aviv está “cuestionando su doctrina de la victoria” en Gaza.

A principios de enero, Israel afirmó que todas las brigadas de Hamas habían sido desmanteladas en el norte de la Franja de Gaza, incluida la ciudad de Jabalia, donde las tropas israelíes están operando nuevamente y sufriendo grandes pérdidas en los combates con la resistencia palestina.

La resistencia sigue atrincherada en varias otras áreas de Gaza, particularmente en la ciudad de Rafah, en el extremo sur, que Israel había calificado como “el último bastión de Hamas” y donde las tropas también se han tenido que enfrentar a una fuerte resistencia desde que Tel-Aviv desafió meses de advertencias internacionales y lanzó una operación en el ciudad sitiada.

Los combatientes siguen saliendo de los túneles para tender emboscadas a los soldados utilizando lanzacohetes y artefactos explosivos. Recientemente han intensificado su táctica de colocar bombas en edificios y detonarlas después de que las tropas israelíes se instalen en ellas.

Al comienzo de la guerra, Israel declaró que su objetivo era “eliminar” a Hamás. Casi ocho meses después del inicio de los combates, la organización está lejos de ser erradicada. Tampoco ha conseguido la liberación de los prisioneros capturados por Hamas el 7 de octubre.

—https://thecradle.co/articles/hamas-military-ability-remains-largely-intact-us-intelligence

Tomado de: mpr 21

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *