Loading

Los estudiantes denuncian que los agentes los agredieron físicamente durante el desalojo
Los estudiantes denuncian que los agentes los agredieron físicamente durante el desalojo

La Policía desaloja a golpes a los estudiantes encerrados en la Universidad de Sevilla contra la matanza en Gaza

Por Sara Rojas

La Policía Nacional ha desalojado a golpes y usando la fuerza al grupo de estudiantes propalestinos que se encerró este lunes en uno de los decanatos de la Universidad de Sevilla para redoblar la “presión” en su lucha por conseguir que el rector “rompa su silencio y escuche la voz del estudiantado que no está dispuesto a consentir la complicidad de la universidad con el genocidio”.

El momento de tensión se ha vivido al filo de la madrugada de este martes cuando los agentes han irrumpido en el despacho donde se encontraban encerrados los estudiantes. Pese a la resistencia que mostraron los activistas, la Policía logró expulsarlos del decanato de la Facultad de Filología –situada en la sede del Rectorado de la Hispalense–, agarrándolos por la fuerza y causándole heridas durante el desalojo, según se puede apreciar en los vídeos que ha difundido el alumnado en redes sociales.

“El rector prefiere que los estudiantes sangren y los agredan antes que romper relaciones con Israel”, lamentan los universitarios, quienes advirtieron de que algunos compañeros habían resultado heridos como consecuencia de la acción policial. La plataforma de solidaridad con Palestina de la Universidad de Sevilla (PalestinUS) ha convocado una manifestación a las 12:00 en el Rectorado para protestar contra la “represión policial” que denuncian haber padecido aun manteniendo una protesta estudiantil “no violenta”.

La acampada, “desmantelada”

De acuerdo con el testimonio de los alumnos que se encontraban encerrados en el decanato, los efectivos habrían “retenido” a los universitarios protagonistas de esta actuación, identificando asimismo a otros tantos que se encontraban en la acampada instalada desde hace casi un mes en los jardines exteriores del Rectorado, a modo de protesta contra los ataques de Israel en la franja de Gaza.

Después de desalojar el decanato de la Facultad de Filología ocupado la tarde del lunes, la Policía ha comenzado a “desmantelar” la acampada, según relatan los estudiantes, a quienes han dado orden de recoger las tiendas a lo largo de la mañana de este martes.

Medidas “insuficientes”

Los universitarios decidieron “dar un paso más” en sus reivindicaciones al considerar “absolutamente insuficientes” las medidas adoptadas por la institución académica en relación a las acciones militares de Israel en la franja de Gaza, donde han muerto ya miles de civiles. En concreto, el claustro de la US, en virtud a lo aprobado por la Conferencia de Rectores de España (CRUE), decidió suspender temporalmente las actividades del convenio de intercambio académico, científico y cultural con la Universidad Ben-Gurion de Negev, así como las actividades de movilidad con la Technion-Israel Institute of Technology y las correspondientes a los tres proyectos de investigación actualmente vigentes de programas europeos con las universidades israelís incluidas, hasta que las mismas no muestren “un firme compromiso con la paz y el cumplimiento del derecho internacional humanitario”.

Para los estudiantes, esa condición “carece de criterios claros y no garantiza una interrupción duradera de los vínculos académicos”, de ahí que exigieran “el cese definitivo de cualquier vínculo institucional de la US con universidades israelíes y empresas privadas que financien la violencia contra la población palestina”, en referencia a las “relaciones de la US con empresas y entidades financieras patrocinadoras del genocidio como el banco Santander”, en palabras de los alumnos.

Aunque pretendían que el encierro fuese pacífico e “indefinido” –hasta conseguir “un avance tangible en la lucha por nuestros objetivos”–, la ocupación apenas ha durado unas horas y se ha saldado finalmente con alumnos heridos.

Fuente: eldiario.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *