Loading

No se ve la luz al final del túnel del conflicto ucraniano. Armas nucleares con uranio empobrecido están a punto de entrarse en el frente de batalla Rusia-Ucrania.

En medio de constantes peticiones del presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, a sus aliados occidentales para enviarle aún más armas y municiones, la viceministra de Defensa británica, Annabel Goldie, anunció que además de la entrega de un escuadrón de carros de combate Challenger, el Reino Unido suministrará a Kiev, munición que incluye proyectiles perforantes que contienen uranio empobrecido.

A su vez, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, reaccionó que Moscú se verá obligado a responder, si Londres toma esta medida.

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, a su vez, advirtió que esta ayuda armamentista es un paso más hacia una seria escalada de tensiones. Añadió que eso también muestra que Occidente ha perdido su brújula moral.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), como era de esperar, se negó a condenar el plan británico y se limitó a expresar preocupación sobre el uso de uranio empobrecido en cualquier lugar.

Crece amenaza de guerra nuclear

Desde varios países, Rusia incluida, alertan del estallido de una guerra nuclear a nivel bajo en Ucrania. Además, advierten de la repetición del uso de semejantes sustancias, usadas en las agresiones de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), liderada por Estados Unidos, a varios otros países, como en la ya desaparecida Yugoslavia.

Esos materiales no solo matan, sino que infectan el medio ambiente y provocan cáncer en la gente que habita las tierras atacadas.

Fuente: hispantv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *