Hamas sugirió al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, comprender bien el mensaje palestino, pues así como sus tropas encontraron resistencia en Khan Yunis, Beit Hanoun, la ciudad de Gaza y ahora en el eje Netzarim, la encontrará en Rafah.

El dirigente del movimiento de palestina Hamas, Abdel Rahman Shadid, ratificó a la red Al Mayadeen la disposición de la Resistencia a enfrentar al ejército de “Israel” en Rafah, al sur de la Franja de Gaza.

Shadid sugirió al primer ministro, Benjamín Netanyahu, comprender bien el mensaje palestino, pues así como sus tropas encontraron resistencia en Khan Yunis, Beit Hanoun y la ciudad de Gaza, la encontrará en Rafah.

A juicio del entrevistado, la entidad sionista saldrá derrotada de la epopeya Diluvio de Al Aqsa, y su gobierno está destinado a caer, cumplan o no sus amenazas de invadir la sureña Rafah, donde se refugian más de dos millones de gazatíes, desplazados por una agresión de siete meses.

Este lunes, varias brigadas de las facciones palestinas atacaron al enemigo a lo largo del eje Netzarim, con diversas armas apropiadas, en respuesta a los crímenes de la ocupación contra la población gazatí.

Las Brigadas Al-Qassam, ala militar de Hamas, utilizaron el sistema de misiles de corto alcance Rajoum, de 114 milímetros, y de 107 milímetros, en cooperación con las Brigadas Al-Quds, brazo armado del movimiento Yihad Islámica.

De igual modo, en acción coordinada con las Brigadas Jihad Mártir Jibril, ala militar del Frente Popular – Comando General, dispararon misiles a una sala de mando sionista.

A su vez, las Brigadas Al Quds bombardearon con proyectiles de mortero una posición de soldados y vehículos enemigos al sur de la zona de Sheikh Ajlin, en el citado eje, al suroeste de la ciudad de Gaza.

Sus combatientes realizaron disparos a un soldado israelí al este del barrio de Shuja’iya, en la ciudad de Gaza, y dispersaron con granadas de mortero de gran calibre una concentración de soldados y vehículos de la ocupación en Netzarim.

También las Brigadas Mártir Abu Ali Mustafa, ala militar del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), se sumaron a la ofensiva en el bastión establecido por los invasores, y en cooperación con las Brigadas Al Muyahidín bombardearon dos veces un cuartel israelí con misiles de corto alcance. 

Otra operación conjunta reunió a las fuerzas del mártir Omar Al-Qasim, ala militar del Frente Democrático para la Liberación de Palestina, las Brigadas de los Mártires de Al-Aqsa y las Brigadas del Mártir Abdul Qadir Al-Husseini, para atacar el sitio militar israelí Zikim con misiles C5K.

Por otra parte, combatientes de las fuerzas del mártir Omar Al-Qasim dispararon granadas de mortero de gran calibre contra una concentración de vehículos de ocupación en el emplazamiento militar de Soufa.

También en el eje Netzarim, las Brigadas de los Mártires de Al-Aqsa apuntaron con granadas de mortero de gran calibre hacia una posición de soldados y vehículos israelíes. 

En el día 213 de la Batalla del Diluvio de Al-Aqsa, las fuerzas de la Resistencia palestina lanzaron misiles desde la Franja hacia los asentamientos israelíes en la envoltura del enclave, en especial Sderot y Maflasim.

Varias de esas operaciones fueron publicadas este mismo lunes por los medios y redes de la Resistencia palestina.

Netanyahu y sus propósitos tras la invasión a Rafah

Tras la intensa ofensiva de la jornada, la Radio del Ejército israelí reconoció que sus fuerzas en la zona del Corredor Netzarim fueron objeto de dos ataques adicionales con granadas de mortero.

Al margen de las negociaciones de alto al fuego, varios medios israelíes confluyen en una narrativa engañosa e invocan la operación palestina en el cruce de Kerem Salem, donde perdieron la vida cuatro soldados,para justificar las amenazas de Netanyahu de lanzar una operación militar en Rafah, donde serían masacrados miles de civiles.

El experto en asuntos de la resistencia palestina, Hani Al-Dali, refutó esa narrativa, pues el jefe del gobierno de la ocupación se anticipó a las negociaciones, y a todos los esfuerzos destinados a alcanzar un acuerdo, y filtró rumores sobre la preparación del ejército para invadir la localidad sureña.

Al decir de Al-Dali, la operación en Rafah tiene una intención premeditada, muy anterior a los hechos en el cruce de Kerem Salem, como demuestran varias publicaciones en la plataforma X, entre ellas la del ministro de Finanzas, Bezalel Smotrich, quien escribió: “El ejército israelí debe avanzar en Rafah”.

Para el analista, entre los objetivos de Netanyahu para continuar con esta invasión genocida detacan sus intentos de escapar del gran fracaso militar y político en la Franja de Gaza, y ganar tiempo para esperar cambios a su favor, y el segundo es controlar el cruce de Rafah y el eje Filadelfia.

El propósito estratégico de Netanyahu y su coalición gubernamental es llegar a las fronteras de Egipto, en el marco de sus planes expansionistas, razonó Al-Dali, y sugirió a El Cairo prestar atención a este movimiento.

No obstante, enfatizó que, si la ocupación se obstina en lanzar su ofensiva, la Resistencia los sorprenderá, y sus soldados regresarán muertos o heridos.

Desde su perspectiva, Netanyahu engaña a la opinión pública dentro de la comunidad judía y le hace ver que podrá proteger a sus soldados de la respuesta palestina.

Pero no será capaz de hacerlo, recalcó el experto: la Resistencia está lista para enfrentarse a las tropas invasoras con todas sus capacidades, sus túneles y la experiencia alcanzada en las etapas previas de los combates terrestres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *