soldado-eeuu-niger

Las tropas estadounidenses acantonadas en las tres bases que ocupaban en Níger, comenzaron este martes su éxodo hacia la capital del país africano desde donde partirán a su país.

Según los datos oficiales, el Pentágono tiene 946 militares desplegados en esta naciòn sin costas del occidente africano, parte de ellos operadores de una base de control de drones dedicados a la vigilancia de los grupos islamistas que operan en el Sahel.

Sahel es una zona del norte de África que limita al norte con el Sahara y al sur con la sabana sudanesa, se extiende de oeste-este, del océano Atlántico al mar Rojo y transita por Mauritania, Senegal, Malí, Burkina Faso, Níger, Nigeria, Chad, Sudán, Eritrea y Etiopía.

Los primeros pasos de la retirada estadounidense de las instalaciones en las ciudades de Agadez, Ouallam y Diffa, fueron antecedidos de una ceremonia formal y de un hecho significativo, fueron dislocados militares rusos llegados a este país en virtud de un acuerdo bilateral con el gobierno nigerino.

Aunque las autoridades nigerinas anunciaron meses atrás la intención de pedir la retirada de los soldados estadounidenses, la decisión fue adelantada tras la visita de una delegación del Departamento de Estado que, según trascendidos, pidió de manera inapropiada la ruptura de lazos con Moscú.

La salida de los soldados estadounidenses es parte del fortalecimiento de la presencia de Moscú en el continente a pesar de denodados esfuerzos de las exmetrópolis europeas y EEUU por deshacer los lazos tejidos por la desaparecida Unión Soviética y ahora Rusia con África.

Fuente: Prensa Latina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *