Loading

La crisis que se está desencadenando en África Occidental, tras el golpe de Estado de la semana pasada en Níger que derrocó al gobierno de Mohamed Bazoum, respaldado por Francia, puede convertirse en un conflicto mundial.

La organización de África Occidental CEDEAO, bajo el control total de Estados Unidos y Francia, ha anunciado que atacaría Níger si los militares no daban marcha atrás y restauraban el gobierno de Bazoum. La situación se complica por el apoyo tácito de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido, que exhortan a la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) a emprender una intervención militar en Níger para derrocar la «dictadura» militar existente, dirigida por el general Abdourahamane Tchiani.

Reacción de las naciones africanas

Se considera que las estrategias aplicadas por la Unión Europea y Estados Unidos en Níger son irresponsables y pueden provocar la aparición de una nueva crisis mundial en África Occidental, similar a las situaciones observadas en Siria y Ucrania. La mencionada estrategia resultó eficaz en el caso de la destrucción de Libia. Sin embargo, cabe señalar que Níger se beneficia actualmente del respaldo sustancial de otras naciones africanas.

En respuesta a la advertencia conjunta de la CEDEAO a la junta militar de Níger, Mali, Burkina Faso y Guinea emitieron una declaración conjunta en la que afirmaban que el asalto a Níger constituye un ataque a sus respectivas soberanías, lo que exige una respuesta contundente. La pertenencia a la CEDEAO de los tres países mencionados fue suspendida tras la toma del poder de sus respectivos mandos militares prorrusos.

Durante los últimos años, los golpes militares en Burkina Faso, Guinea, Malí y ahora Níger han alarmado al eje Estados Unidos-Reino Unido-Francia-CEDEAO, que está perdiendo rápidamente el control de las inestimables reservas de uranio y oro en el empobrecido África Occidental.

Un número considerable de personas que viven en países africanos que han experimentado recientemente golpes de Estado u otras formas de transición de poder participaron en un estudio reciente de las Naciones Unidas que consistió en administrarles una encuesta exhaustiva. Las conclusiones del estudio, publicadas el mes pasado, ponían de manifiesto importantes preocupaciones y lanzaban una advertencia basada en los datos recogidos.

Según el documento, un escenario plausible a nivel regional podría implicar la colaboración de las juntas militares de Malí, Guinea y Burkina Faso. Esta colaboración pretende desafiar el enfoque convencional de la zona hacia los golpes de estado. La declaración advertía de la posibilidad de hacer caso omiso de las sanciones y participar en las elecciones con la ayuda de «coaliciones internacionales recién formadas.»

De acuerdo con el informe, resulta paradójico que exista un respaldo popular a los recientes golpes militares en África. Sin embargo, este apoyo se considera indicativo de un nuevo auge de las aspiraciones democráticas que se está extendiendo por todo el continente. La principal fuerza impulsora de esta tendencia es la insatisfacción de las poblaciones, principalmente jóvenes, con las actuales estructuras económicas y políticas, lo que les ha llevado a exigir cambios rápidos que vayan más allá de lo que pueden lograr las elecciones.

África Occidental se divide en dos bloques

El Dr. Andrew Korybko, analista geopolítico afincado en Moscú, declaró a Al Mayadeen Español que hay indicios de que África Occidental está al borde de un conflicto regional. Este conflicto está surgiendo debido a la división de la región en dos facciones distintas, una que aboga por una invasión de Níger y otra que apoya su defensa.

«La reciente aparición de un golpe militar patriótico en Níger ha añadido una dinámica significativa a esta situación, alterando potencialmente el curso de los acontecimientos», añadió.

Según Korybko, la rápida evolución de la dinámica militar y estratégica está sentando las bases para un posible futuro conflicto por delegación en la Nueva Guerra Fría. Añadió que la CEDEAO de Nigeria está liderando una intervención militar para restaurar al depuesto líder de Níger.

«Por el contrario, Rusia está prestando apoyo a Burkina Faso y Mali, que se han fusionado en una federación. Estas dos naciones han declarado conjuntamente que cualquier agresión contra su país vecino se considerará un acto de guerra contra ambas», mantuvo.

Korybko declaró que las partes antes mencionadas mantienen una cooperación trilateral con Guinea, país que también está gobernado por un régimen militar. Señaló que Guinea ha expresado recientemente su apoyo a la junta nigerina, aunque sigue siendo incierto si proporcionará ayuda militar en defensa de Níger.

Recursos naturales abundantes y pobreza extrema

África Occidental está dotada de enormes reservas de oro y uranio, pero estos preciosos recursos fueron a engrosar la riqueza de las asquerosamente ricas economías occidentales y estadounidenses, en lugar de erradicar la extrema pobreza de las naciones de África Occidental.

A pesar de que Níger sirve de estación militar extranjera y sufre la explotación neocolonial, una parte significativa de la población, aproximadamente el 80 por ciento, carece de acceso a la electricidad y vive con menos de dos dólares al día. Esta grave situación socioeconómica ha contribuido a que la población apoye ampliamente el golpe militar.

Francia posee la cuarta mayor cantidad de reservas de oro del mundo, condos mil 436 toneladas métricas. Sin embargo, Francia no posee minas de oro en su territorio. Mali, una nación que estuvo bajo el dominio colonial de Francia, posee actualmente un total de 860 minas de oro y exhibe una producción anual de oro de 50 toneladas métricas. Sin embargo, el país de África Occidental no posee reservas de oro en su sistema bancario.

Tchiani, que asumió recientemente el liderazgo y encarceló al presidente Mohamed Bazoum – estrecho colaborador de Francia y Estados Unidos -, ha aplicado rápidamente la prohibición de exportar uranio a Francia. Níger desempeña un papel importante en la satisfacción de la demanda de uranio de la Unión Europea, con más del 20 por ciento de sus necesidades totales. Este suministro es de suma importancia, sobre todo para el funcionamiento de los reactores nucleares franceses.

Presencia militar de EE.UU. y la UE en Níger

Francia mantiene una presencia militar en Níger con una dotación estimada entre mil y mil 500 efectivos. Estados Unidos mantiene una presencia militar en Níger, con un total de mil 100 soldados desplegados en la región. Además, EE.UU. ha invertido una importante cantidad de recursos financieros, que ascienden a 110 millones de dólares, en el establecimiento y mantenimiento de la Base Aérea de Agadez. Italia mantiene actualmente un contingente de 300 militares en la República de Níger.

El recién instaurado gobierno de Níger ha emitido una directiva dirigida a las Fuerzas Armadas en la que les ordena detener a los nacionales europeos que permanezcan en el país hasta que Francia y otras potencias occidentales lleguen a un acuerdo para retirar sus respectivas fuerzas armadas de Níger. Francia, Estados Unidos e Italia tienen actualmente una presencia militar colectiva en Níger, con un total aproximado de tres mil efectivos, además de bases aéreas en el país.

Por F.M. Shakil/espanol.almayadeen.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *