Loading

De acuerdo con los medios franceses la organización decidió suspender temporalmente la participación nigerina en las actividades de UA teniendo en cuenta la situación del país.

El Consejo Africano de Paz y Seguridad, organismo responsable de decidir sobre la resolución de conflictos y la implementación de decisiones dentro de la Unión Africana (UA), acordó no usar la fuerza contra el consejo militar en Níger.

De acuerdo con el periódico francés Le Monde, durante la reciente reunión del Consejo, se decidió, no obstante, suspender temporalmente la participación nigerina en las actividades de UA teniendo en cuenta la situación del país.

La cita mantuvo un ambiente tenso y se prolongó durante más de 10 horas, pero sus miembros reconocieron que una intervención armada provocaría un derramamiento de sangre y más daños a la población civil. 

 División entre Washington y París

Le Monde también se refirió a una división de posiciones entre Estados Unidos y Francia, evidenciada durante la reciente reunión del Consejo Militar en Níger.

Según el diario, Washington adopta una línea más suave que París con respecto a los líderes del nuevo gobierno nigerino y sobre una posible intervención militar de los países de África Occidental.

Francia exige no solo la liberación de Bazoum, sino también su regreso a la presidencia y apoyan la opción armada defendida por algunos vecinos, en particular Nigeria y Costa de Marfil.

En Washington, mantienen la postura de mantener abierto el diálogo con el consejo militar, incluso si eso significa distanciarse del Palacio del Eliseo.

Apoyo popular al Consejo Militar 

En tanto, los residentes en Niamey llamaron a un reclutamiento masivo para ayudar al ejército del país a enfrentar las crecientes amenazas, especialmente después de la movilización de la fuerza militar de la Comunidad Económica de los Estados del África Occidental para intervenir en esa nación africana.

De acuerdo con sus impulsores, la iniciativa tiene como objetivo reclutar decenas de miles de Voluntarios de Defensa  ya sea para luchar o para ayudar en la atención médica y la prestación de servicios logísticos técnicos y de ingeniería.

El pasado 27 de julio, soldados del ejército de Níger sacaron abruptamente del poder al presidente Mohamed Bazoum, cerraron las fronteras y declararon un toque de queda.

Según argumentaron, el régimen actual causó un fuerte deterioro de la situación de seguridad y una mala gestión económica en el país. 

Fuente: espanol.almayadeen.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *